Siempre es lo mismo… cada vez que compro un boleto de avión, no sé que asiento elegir, y es que… ¡hay tantos! ¿Cómo elegir uno?

Si cada vez que compras un boleto de avión te haces la misma pregunta una y otra vez, entonces estás en el lugar correcto. Aquí te asesoramos en cual asiento es el mejor para ti: el más cómodo, el más silencioso y cual definitivamente ¡ni voltear a ver!

Frente a las alas: Es la principal zona a la que llegas al momento de subir al avión, abarca desde ahí hasta antes de que comiencen las alas, por lo tanto es de fácil acceso a una salida rápida al momento en que aterrizas, es una zona silenciosa. También es considerada usualmente de lujo.

Ventanilla: Son todos los que cuentan con ventana, estos asientos son los más cómodos, puedes recargar tu cabeza y no te molestan si alguien con quien estés sentado quiere ir al baño, además, puedes observar el hermoso paisaje desde las alturas.

Principio de alas: Los asientos que están en la fila donde inician las alas, cuentan con mucho más espacio para tus piernas que cualquier otro asiento de avión. Aparte de que es también considerada una zona silenciosa.

Alas: Asientos que se encuentran al lado de las alas de avión son en los que se siente menos turbulencia. Así que, si te mareas con el movimiento, ya sabrás en donde reservar tu asiento la próxima vez que viajes.

Final de alas: Son los que se encuentran al termino de las alas del avión, estos asientos no se reclinan, son los que menos espacio tienen para tus piernas, es el área más ruidosa ya que a menudo cuentan con baños atrás de ellos, y por esto mismo cuentan con mal olor algunas veces.

Final de alas al pasar los baños: También cuentan con mucho espacio para tus piernas. Aunque también algunas veces con mal olor por los baños.

Asientos finales: Son los últimos asientos de toda la cabina, estos no se reclinan, no cuentan con mucho espacio para tus piernas son los más ruidosos ya que también cuentan con baños (por lo general) detrás de ellos. A demás que es en donde más se sienten las turbulencias.

¡Claro que todo depende del modelo de la aeronave!